Declaración da MMM nas Américas ante o golpe de estado en Bolivia

Declaración de la Marcha Mundial de las Mujeres Las Américas

Ni golpes a las mujeres, ni golpes de Estado
Las mujeres solidarizamos con el pueblo de Bolivia

Frente al golpe de Estado que vive el Gobierno de Evo Morales Ayma, la Marcha Mundial de las Mujeres región Américas solidarizamos con el pueblo boliviano. Ante una nueva ofensiva de los sectores burgueses del país por desestabilizar y deslegitimar el proceso electoral que dio por ganador a Morales, nos ponemos del lado de las mujeres y hombres del pueblo boliviano que toman las calles para proteger su proceso democrático y condenamos los actos violentos, teñidos fuertemente de racismo y misoginia. Estas acciones son la prueba más palpable de las intenciones de las fuerzas golpista de reinstalar en Bolivia al racismo y el machismo como política de Estado.

Con dolor y rabia decimos que un nuevo golpe de Estado empaña al continente. Reconocemos en él la reacción del imperialismo y la oligarquía ante las victorias del pueblo y gobierno boliviano en materia económica y de pago de la deuda social y cultural con la diversidad de pueblos bolivianos. La oligarquía nacional y las fuerzas del imperialismo no están dispuestas a permitir un gobierno del lado de los pueblos, ni un presidente que no sirva a sus intereses o se pliegue a las órdenes del imperialismo norteamericano.

Estamos frente a un golpe al pueblo boliviano y sus organizaciones sociales, un golpe organizado por la oligarquía terrateniente boliviana que las últimas décadas han usado todas sus estrategias para desestabilizar el gobierno de Evo Morales Ayma.

Quienes hoy señalan que buscan “recuperar la democracia” son los responsables de la violencia actual y la organización de grupos de civiles quienes atacan al pueblo en la calle y cometen delitos de “escarmiento” racista y colonial. Denunciamos la toma de organizaciones sociales e instituciones gubernamentales y el retiro de los símbolos indígenas como las wipalas para ser suplantados por símbolos del fundamentalismo religioso y del pasado colonial boliviano. Denunciamos los ataques sistemáticos a las viviendas y a las familias de dirigentes de MAS y el uso de amenazas y secuestros para obligar la renuncia de los mismos a sus cargos. Denunciamos el ataque a medios de comunicación y sus trabajadores cuando estos no se plegaron al silencio o a la mentira mediática. Denunciamos a la prensa oligarca del país que no cumple con su rol de informar a la ciudadanía, calla frente a esta crisis política y se niega a denominar este proceso como un golpe de Estado. Denunciamos el ataque a las sedes diplomáticas de Cuba y Venezuela y el asedio a su personal. Estamos sin duda, ante un golpe racista que criminaliza a las organizaciones indígenas.
Exigimos la restitución de la democracia y el respeto a la voluntad del pueblo que eligió nuevamente como presidente a Evo Morale Ayma. Exigimos que se respete la libertad e integridad física de Evo Morales Ayma así como, de todas las funcionarias y funcionarios de su gobierno legítimo.
A nuestras hermanas del feminismo comunitario boliviano que tanto nos han enseñado, les aseguramos que pueden contar con nosotras y toda nuestra capacidad de movilización y acción para la lucha, que ya estamos activando en nuestros territorios nuestra solidaridad para el digno pueblo de Bolivia.

Hoy más que nunca hacemos palabra viva nuestra consigna: Resistimos para vivir, Marchamos para transformar.

Marcha Mundial de las Mujeres
Las Américas.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram